Noticias inmobiliarias

Casas bioclimáticas autosuficientes


Casas bioclimáticas.

En esta entrada hablaremos de este tipo de casas tan en la boca de todo el mundo y con las que consigues un ahorro de energía importante y lo más importante, respetando el medioambiente.

Cosas a tener en cuenta y que esta misma entrada ampliaremos, los materiales, la orientación, el aislamiento, la ventilación, y la adaptación al entorno.

Que son y cómo funcionan.

¿Qué es una casa bioclimática?

Las casas bioclimáticas son las que pueden las que consiguen, gracias al entorno, mantener una temperatura constante sin necesidad de  utilizar las energías habituales.

Para ello se aprovecha la luz solar, ese calor se almacena en los materiales de construcción con ayuda de un buen aislante térmico.

 

Los Materiales.

Está claro que si queremos una casa que se adapte al entorno este en consonancia con él, los materiales que tendremos que usar, también lo tienen que estar. Esto tiene varias ventajas, no solo estaremos dando trabajo a los locales, también ahorraremos en transporte.

La madera, la cerámica y la piedra son perfectos aislantes, estos materiales naturales, también son ecológicos y dejan poco residuo en su fabricación.

La cerámica y la piedra son perfectos para almacenar el calor del sol, y la madera aunque no almacena calor es un gran aliado para el aislamiento que tanto necesitamos, de gran versatilidad, fácil de trabajar y de poco peso, también regula la humedad de la casa, absorbiendo la humedad y soltándola cuando el calor aprieta.

 

El aislamiento.

No podría entenderse una casa bioclimática sin los aislantes térmicos, debemos conseguir que tanto el frio o el calor que entra en el hogar, no se escape, y para esto es muy importante el grosor de las paredes, en una vivienda normal, el aislamiento mínimo es entre 8 y 10 cm, ahora bien en una casa bioclimática serán entre 15 y 20 cm.

 

La orientación

La orientación es primordial, captar la mayor cantidad de luz solar es primordial, esto hará que ahorremos en calefacción de una forma natural. La situacion dependerá del hemisferio que nos encontremos, en el norte lo mejor es orientar la vivienda hacia el sur, es la manera de conseguir durante más horas la luz solar.

Ya que en el lado sur recibiremos mayor cantidad de luz, en esas paredes pondremos grandes ventanales, una superficie de cristal que ocupe más o menos el 75 % del total de la fachada si es posible.

Con tanto cristal, pensaras que en verano las estancias serán un infierno, por eso tienes que protegerlas con filtros solares, persianas que aíslen de calor, porches, pérgolas, toldos etc, que nos protejan de los rayos del sol y nos den algo sombra.

En la parte norte de la fachada, en donde da menos luz, debemos hacer todo lo contrario, lo que ganamos por un lado lo perdemos por el otro, deberemos de poner poco cristal, y estos cristales que sean doblemente o triplemente aislantes, poner una cámara aislante para  perder el mínimo de calor.

Si el terreno den donde queremos construir tiene un desnivel, esto puede ser una gran ventaja si este está orientado al Sur, sabemos que la tierra regula la temperatura de forma natural, fijaros en las bodegas como estas tienen una temperatura constante durante todo el año, al igual que un pozo, que según vas adentrándote en el vas notando el cambio de temperatura, o las fuentes en las que siempre sale el agua fresca,

Por lo tanto aprovechando este desnivel, podemos semi-enterrar algunas estancias de la casa, así el propio terreno actuara de aislante natural, y no perderemos calor..

 

La Ventilación

Un vez que hemos conseguido tener nuestra casa calentita, tendremos que saber cómo enfriarla económicamente, esto lo haremos con la ventilación, la clave está en generar corrientes de aire, una corriente a 3 m/s reduce la temperatura un grado.

La forma más efectiva de crear corrientes de aire es la ventilación cruzada, esta se consigue poniendo ventanas o en paredes o fachadas opuestas, para que el aire pueda recorrer la vivienda entre la parte fría y la caliente de la casa, asi producirá una corriente que refrescará y ventilará la casa.

No es fácil conseguir estas corrientes de aire, hay que tener en cuenta que para que corra el aire, no debe haber obstáculos, entre las dos salidas al exterior, un truco es hacer un patio interior al estilo andaluz, así se podrán ventilar las estancias y otros alojamientos.  

Vivienda auto-suficiente, ahorro energético y económico

 

Lo que se pretende con una casa bioclimática es ahorrar en energía entre un 80 y un 90 % de lo que consume una vivienda común, esto hacer que sea un aliciente hacer este tipo de construcciones.

Una casa bien construida y bien planificada puede llegar el consumo 0, desconectándonos por completo de los suministradores de energía, y produciendo nuestra propia energía, con placas solares, generadores de viento etc.

Además, en una casa bioclimática incluso podemos llegar al consumo nulo de forma que generando nuestro propia energía, podemos dejar de depender de las empresas que suministran gas o electricidad evitando que nuestra casa consuma energía para climatizar y consiguiendo energía de forma propia. Es decir, podemos llegar a construir una casa autosuficiente.

A2ados inmobiliaria, reformas y decoracion

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies