" />

Noticias

Como mantener la casa fresca

Como mantener la casa fresca

Con la llegada del verano, el calor se convierte en la principal batalla del hogar. Para sentirte cómodo y disfrutar del confort del hogar, incluso en los meses más calurosos, sigue los trucos que te mostramos a continuación.

Persianas y cortinas.

Cerrarlas durante las horas centrales del día para sombrear la casa y bloquear el calor del sol. Además, se evita que penetre el calor de las ventanas. Las cortinas opacas son más efectivas que las translúcidas. El resultado de los toldos es más eficaz, ya que el efecto es el mismo pero fuera de la casa; aunque su instalación es más cara y no siempre está autorizadas.

 

-Cambios en la decoración

Huye de alfombras, mantas, colchas de tejidos pesados y cálidos. Eso no quiere decir que tengas que renunciar a la decoración que aportan estos elementos sino que escojas materiales más ligeros como fibras vegetales (yute, cáñamo, bambú) para las alfombras o lino para los cojines. También puedes sustituir las cortinas de invierno por otras más finas y de tonos claros para el verano.

Sustituye tus actuales bombillas por unas LED que producen menos calor. Además, tu bolsillo al ver la reducción de la factura a final del verano te lo agradecerá porque estas bombillas son las que menos energía consumen.

El verano es la mejor época para renovar la pintura de tus paredes. Apuesta por tonos claros y refrescantes como el verde ácido, los blancos y los azulados. Si los combinas con estampados de naturaleza en tus cojines y telas, la sensación será mucho más agradable. No obstante, si no quieres pintar puedes conseguir el mismo efecto colocando papel pintado.

Enfriamiento nocturno

Aprovechar el aire frío de la noche para refrigerar la casa. Dejar abiertas todas las puertas interiores del hogar para refrescar todas las habitaciones. Si permanecen cerradas, acumularán calor durante el día y se refrescará menos por la noche.

Ventiladores

No bajan la temperatura de la habitación, pero sí crean un efecto de aire fresco. Recurrir a ellos en momentos puntuales de calor, no como medida para mantener la casa fría, ya que es contraproducente.

 

 

Reducir fuentes de calor

Apagar los equipos eléctricos cuando no se utilicen. Son una fuente de calor innecesaria. Evitar que los electrodomésticos que generan calor se encuentren en las habitaciones refrigeradas.

Evitar el vapor

 

No cocinar, lavar la ropa o ducharse con agua caliente durante las horas de calor para evitar llenar la casa de vapor.

 

 

 

-Elementos que debes añadir a tu decoración:

  • Lo primero, instala toldos, no sólo en los jardines, sino en las ventanas y puertas. Bájalos durante las horas más calurosas y pliégalos en las horas en las que corra más el aire.

  • Incluye plantas en tu casa. Cuando las riegues notarás el frescor y además generan oxígeno. Asimismo, dan buen olor y adornan cualquier estancia.

  • Si tienes aire acondicionado, limpia los filtros y revisa que la entrada y salida de aire estén despejadas para garantizar un buen funcionamiento del mismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies